Seleccionar página

¿Has estado alguna vez en un hotel donde te han hecho sentir especial? 

Seguramente el nombre de ese hotel no se te ha podido olvidar y lo que recuerdas no es lo que te contaron o la publicidad que viste sobre ellos, probablemente ni siquiera recuerdes el precio, lo que seguro que sí recuerdas es lo que te hizo sentir estar en aquel lugar, con aquellas personas …

El turismo debería tratar de eso, de hacer sentir, independientemente de los canales que utilicemos para buscar, decidir o comprar. Cuando decidimos ir de vacaciones a algún sitio deseamos desconectar, cambiar de aires, salir del día a día para sentirnos diferentes, vivir algo especial. Numerosos estudios concluyen que el consumidor actual demanda algo diferente. Pero ¿cómo conseguirlo?

Está demostrado, nuestro cerebro se rige más por la emoción que por la razón. Somos seres preparados genéticamente para transmitir (y por ende recibir) emociones. Tenemos una tendencia innata a contagiarnos de los demás. Nuestras emociones influyen en cómo descubrimos, creamos, o construimos recuerdos.” Las emociones de los trabajadores en una empresa también se traslada a los consumidores” (Elsa Punset).  

En Hyatt, han montado una emocionante campaña, #InAHYATTWorld. Durante todo el mes de octubre y en diferentes lugares del mundo están realizando “acciones muy amables” para hacer sentir bien a sus clientes. ¿A quién no le apetece un zumo de naranja, o que puedas cargar tu teléfono en las zonas comunes de un hotel, o que te pongan literalmente una sonrisa de caramelo,  o algo tan simple como que te abran la puerta….? y en eso precisamente consiste esta última y original acción: HYATT OPEN DOORS. 

 

 

En el mundo Hyatt las puertas siempre están abiertas y, durante una hora, en 10 ciudades diferentes, 46 empleados abrieron puertas a cientos de personas. 

Cuando una marca llega al corazón, se humaniza, recordamos lo que nos hicieron sentir, y ese sentimiento es más fácil que permanezca en nuestro recuerdo. 

Es una tendencia clara la apuesta que se está realizando en el sector turístico por intentar generar experiencias, parece que nunca antes esto hubiese sido importante. Pero ¡¡si el sector turístico se basa en eso!!

Lo que sí es cierto, es que se ha configurado un entorno competitivo tan elevado que es muy difícil diferenciarse, conseguir que el usuario nos recuerde, llegar hasta su corazón no es fácil. HYATT lo ha conseguido y ¿por qué tú no?… 

Espero que este post te sirva de inspiración…. tus clientes nunca se olvidarán de tí, si conseguiste hacerles sentir algo especial… Si el turismo no es sentimiento y emoción ¿qué otra cosa puede ser?

Que tengas un muy buen día :D. Que este post, te haga sentir bien. 

Pin It on Pinterest

Share This